CEREMONIA 9 ANGULOS

LA CEREMONIA DE LOS NUEVE ANGULOS

 

N’kgnath ki’q Az-Athoth r’jyarh wh’fagh zhasa phrtga nyena phrag­n’g/u.

 

Honremos a Azathoth sin cuya risa este mundo no existiría.

 

Ki’q Az-Athoth r’jyarh wh’fagh

zhasa phi-tga nyena phragn’ g/u.

 

Honor a Azathoth, sin cuya risa este mundo no existiría.

 

Kzs’nath r’n Az-Athoth bril-nwe sza’g elu’khnar rquorkwe wragu mfancgh’ tiim’br vua. ]snuf a

wrugh kod’rf kpra kybni sprn’aka ty’knu El-aka gryenn’h krans hu­ehn.

 

Azathoth, gran centro del cosmos,

haz que tus flautas nos canten, arrullándonos contra los terrores de tu dominio.

Tu alegría sostiene nuestros temores, y en tu nombre nos regocijamos en el

Mundo de los Horrores.

 

Ki’q Az-Athoth r’jyarh wh’fagh zhasa phr-tga nyena phragn’glu.

 

Honor a Azathoth, sin cuya risa este mundo no existiría.

 

N’kgnath ki’q Y’gs-Othoth r’jyarh

fer’gryp’h-nza ke’ru phragn’glu.

 

Honremos a Yog-Sothoth, sin cuyo signo nosotros mismos no existiríamos.

 

Ki’q Y’gs-Othoth r’jyarh fer­

gryp’h-nza ke’ru phragn’glu.

 

Honor a Yog-Sothoth, sin cuyo

signo nosotros mismos no existiríamos.


Kh’run-mnu kal Y’gs-Otboth hrn-nji

qua-resvn xha drug’bis pw-nga s’jens ni’ka qurass-ti kno-g nwreh sbo-j rgy-namanth El-aka gryenn’h. Ky’rh han-treh zmah-gron’t k’renb phron­yeh fha’gni y’g zyb’nos vuy-kin’eh kson wr’ g kyno.

 

Yog-Sothoth, dueño de las dimensiones,

a través de tu voluntad estamos sobre el

Mundo de los Horrores. Tú, el que careces de cara, guíanos a través de la noche de tu creación

para que podamos contemplar el Lazo de los Ángulos y la promesa de tu voluntad.

 

Ki’q Y’gs-Othoth r’jyarh ter­

gryp’h-nza ke’ru phragn’glu.

 

Honor a Y og-Sothoth, sin cuyo

signo nosotros mismos no existiríamos.

 

Z’j-m’h kh’rn Z’j-m’h kh’r Z’j­m’h kh rmnu. Kh’rn w’nh nyg hysh fha’gnu er’ngi drg-nza knu ky crystr’h n’knu. Ou-o nje’y fha’gnu qurs-ti ngai-kang whro-kng’h rgh-i szhno zyu-dhron’k po’j nu Cth’n. I’a ry’gzengrho.

 

Los Demonios existen, los Demonios existieron y los Demonios volverán a existir. Ellos vienen, y nosotros estamos aquí; ellos duermen, y nosotros los velamos. Ellos

dormirán, y nosotros moriremos; pero

retornaremos a través de ellos. Nosotros somos sus sueños, y ellos despertarán. ¡Vivan

los antiguos sueños!

 

I’a, ry’gzengrho.

 

¡Vivan los antiguos sueños!

 

Kh’rensh n’fha’n-gnh khren-karlg

N’yra-l’yht-Otp hfy’n chu-si whr’g zyb’nos thu’nby jne’w nhi quz-a.

 

Yo invocaré ahora al que no duerme, al heraldo negro, a Nyarlathotep, que asegura el lazo entre los vivos

y los muertos.

 

I’a N’yra-ryht-Otp.

 

¡Viva Nyarlathotep!

 

Kh’rengyu az’pyzh rz’e hy’knos

zhri ty’h nzaI’s za naagha hu’h. nby jne’w nhi quz-aI hjru-crusk’e dzund dkni-nyeh ryr’ngkain-i khring’s naaghs pyz’rn ry’gzyn rgy-namanth Elka gryenn’h tko f’unga l’zen-zu dsi-r p’ngath fha’gnu nig-quz’a i’a N’yra-l’yht­Otp.

 

Oh, tú, el oscuro, que cabalga en los vientos

del Abismo y en la noche gritas

a las sombras que hay entre los vivos

y los muertos, envíanos al Viejo Dios del Mundo de los Horrores, cuya palabra nosotros honramos hasta el fin del sueño sin muerte. ¡Viva Nyarlathotep!


 

I’a N’yra-l’yht-Otp. ¡Viva Nyarlathotep!


 

I’as urenz-khrgn naaghs z’h hlye

fer-zn cyn. I’as aem’nh ci-cyzb vyni-weth w’ragn jnusf whrengo jnusl’wi klo zyah zsybh kyn-tal-o huz-u kyno.


 

Te saludamos, negro príncipe de la gruta, cuya mar.ca nosotros llevamos. Te a ti y a tus padres, a cuyo amparo. ríes y gritas con terror y alegría, con miedo y éxtasis, con

melancolía y con cólera, según sea el capricho de tu voluntad.

 

1’a N’yra-l, yht-Otp urz’n naagha.

 


 ¡Viva Nyarlathotep, príncipe del Abismo!


 

 V’hu-ehn n’kgnath fha’gnu n’aem’nh.

Kzren ry’gzyn cyzb-namanth El-aka gryenn’h kh’renshz k’rahz’nhu

zyb’nos y’goth-e vuy-kin’eh naIs

zyh.

 

En tu nombre, déjanos contemplar a tu padre. Deja que el Viejo Dios, que reina en el


Mundo de los Horrores, venga y hable con

nosotros, pues de nuevo recuperaremos la fuerza por medio del lazo que vive en los ángulos del Camino de la Mano Izquierda.

 

I’a Sh’b-N’ygr’th aem’nh El-aka gryenn’h. I’a aem’nh kyl-d zhem’n. I’a zhem’nfni n’quz n’fha’n-gn ki­qua hu-ehn zyb’nos.

 

Te saludamos, Shub-Niggurath, padre del Mundo de los Horrores. Salve, padre de los

que no tienen cuernos. Salve, ariete del Sol

e inmortal. Salve, a ti que no duermes

mientras nosotros honramos tu nombre y tu lazo.

 

I’a Sh’b-N’ygr’th.

 

¡Viva Shub-Niggurath!

 

I’a aem’nh.

 

Salve, padre.

 

I’a aem’nh.

 

Salve, padre.

 

SHUB-NIGGURATH:

 

Phragn’ka phragn. V’vuy-kin’e f’ungn kyl-d zhem’n k’fungn zyb’nos Z’j-m’h kyns elkran’u. F’ungnu’h zyb-kai zyb’nos rohz vuy-kh’yn.

 

Yo soy el que soy. A través de los ángulos hablo con los que no tienen cuernos, y reafirmo el lazo de los Demonios,

a través de cuya voluntad este mundo ha venido a existir. Hablemos con el Lazo de los Nueve Angulos.

 

I’a aemn’h urz’vuy-ldn vrhren’j EI-aka gryenn’h. F’ung’hn-kai zyb’nos rohz vuykh’yn n’kye vrragh zh’sza hrn-nji qua-resvn k’ng naagha zhem v’mhneg-aIz.

 

Salve, padre y señor de los ángulos,

dueño del Mundo de los Horrores. Hablamos con el Lazo de los Nueve Angulos, en honor de las flautas del

riente, el dueño de las dimen­

siones, el heraldo de la barrera y

la Cabra de los Mil Jóvenes.

 

V’ty’h vuy-kn el-ukh’nar ci-wragh

zh’sza vrragnh ks’zy d’syn.

 

En el Primer Angulo está el infinito, donde el riente llora y

las flautas gimen hasta el fin de

los tiempos.

 

V’quy’h vuy-kn hrn-nji hyl zaaIJ-i vyk d’phron’h EI-aka gryenn’h v’jnus­fyh whreng’n.

 

En el Segundo Angulo está el dueño que ordena los planos y los

ángulos, y que concibió el

Mundo de los Horrores con su terror y su gloria.


 V’kresn vuy-kn k’nga d’phron’g

kr-a EJ-aka gryenn’h p’nseb quer-hga phragn uk-khron ty’h-qu’kre vuy­kin’e rohz.

 

En el Tercer Angulo está el mensajero, que concibió tu poder para contemplar al dueño del Mundo de los Horrores, que te dio la sustancia de tu ser

y el conocimiento de los Nueve Angulos.

 

V’huy vuy-kn zhem’nfi d’psy’h dy-tr’gyu EJ-aka gryenn’h i’ungn­ei sÍ’n si-r’a s’aJk d’hu’huye rohz.

 

En el Cuarto Angulo está el ariete del Sol, que unió tus dos partes,

que sostiene sobre sí el Mundo de los y proclama el tiempo que fue, el tiempo que es y el tiempo que será. Su nombre es el brillo de

los Nueve Angulos.

 

V’cvye vuy-kn kh’ren-i kyJ-d zhem’n Jyz-naa mnaa r’cvyev’y-kre Z’j-m’h gryn-h’y d’yn’khe cyvaal’k h’y-cvy-rohz.

 

En el Quinto Angulo están los que no tienen cuernos, los que erigieron el templo de los cinco ángulos triedros en honor de los Demonios de la creación

y cuyo sello es a la vez cuatro y cinco

y nueve.

 

V’quar’n vuy-kn fha’gn Z’j-m’h ki-dyus dynjn’ash cvy-knu ukE’n hy-rohz.

 

En el Sexto Angulo está el sueño de Los Demonios simétricos, los cuales vencen al cinco pero no prevalecen contra el cuatro y el nueve.

 

V’try’v vuy-kn djn’sh dys-u n’fha’g­nir Z’j-m’h hy-kre’snvy’k kr’n­quar.

 

En el Séptimo Angulo está la ruina de la simetría y el despertar de lós Demonios, pues el cuatro y el nueve prevalecerán contra el seis.

 

V’nyr vuy-kn hrn-njir vu’a lyz-naa

mnaa r’nyrv’y Z’j-m’h gry-h’y d’yn­

khe cyvaa]’k h’y-cvy-rohz.

En el Octavo Angulo están los Dueños

del Reino, quienes erigieron el templo

de los ocho ángulos triedros en honor de los Demonios de la creación, cuyo sello es a la vez el cuatro, el cinco y el nueve.

 

V’rohz vuy-kn i’inkh-v zy-d’syn ur’bre-el hy’j whreng’n nakhreng’h yh’whreng’n kyenn’h.

 

En el Noveno Angulo está la llama del principio y el fin de las dimensiones,

la cual resplandece en el brillo y la oscuridad a la gloria del deseo.

 

SHUB-NIGGURATH:

K’fung’n zyb’nos Z’j-m’h kyns el­

gryn’hy.

 

Yo afirmo el lazo de los Demonios,

por cuya voluntad este mundo empezó a existir.

 

Ki’q zyb’nos k’E-aka gryenn’h.

 

Honramos el lazo con el mundo de

los  Horrores.

 

SHUB-NIGGURATH:

 

Ki-iq kyI-d zhem’n.

 

Vivan los que no tienen cuernos!

 

Ki-iq Sh’b-N’ygr’th aem’nh EI-aka

gryenn’h.

 

Viva Shub-Niggurath, padre del mundo de los Horrores!

 

SHUB-NIGGURA TH

 

Zhar-v zy-d’syn

 

Hasta el principio y el fin

de las dimensiones.

 

Zhar-v zy-d’syn.

 

Hasta el principio y el fin de las dimensiones.

 

Ty’h nzaI’s kra naaghs ilgh/asj

zsyn’ e ty’b nzaI’s z;/ je otb’e

 kvl-d zhem’n f’ungb’n. NaI Y’gs­

Othoth krell N’yra-l’yht-Otp. l’a Y’gsOthoth. I’a N’yra-l’yht­Otp.

 

Los lebreles han quedado sueltos en

el mundo, y no pasaremos; pero llegará el día en que los lebreles se inclinarán ante nosotros, y el hombre hablará con la lengua de los que no tienen cuernos. El Camino es Y Yog-Sothoth, y la llave es Nyarlathotep ¡Viva Yog-Sothoth! ¡Viva Nyarlatbotep!

 

l’a Y’gs,;()thoth. l’a N’yra-l’yht­

Otp. I’a S’ha-t’n.

 

¡Viva Yog-Sothoth! ¡Viva Nyarlathotep!

Esta entrada fue publicada en RITUALES Y RAREZAS. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a CEREMONIA 9 ANGULOS

  1. Unknown dijo:

    Hi,Do you need digital signages, advertising displays, digital sign, advertisement displays and advertising players? Please go Here:www.amberdigital.com.hk(Amberdigital).we have explored and developed the international market with professionalism. We have built a widespread marketing network, and set up a capable management team dedicated to provide beyond-expectation services to our customers.
    amberdigital Contact Us
    website:www.amberdigital.com.hk
    alibaba:amberdigital.en.alibaba.com[ddbaebfdbeaegb]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s